Mientras que la discriminación moderna puede ser atroz, también puede ser sutil en formas que pueden ser increíblemente dañinas. Veamos una situación hipotética de la discriminación moderna que está prohibida por las leyes federales. 

David es judío, trabaja en una compañía en donde la mayoría de los empleados son cristianos.

Él no participa en las actividades navideñas de la oficina. Sus compañeros de trabajo consideran esto como poco amistoso, y su jefe lo despide, diciéndole que no es un buen “jugador de equipo”. Dado que su religión se encuentra en el centro de este problema, David tendría un caso válido de despido injustificado en base a discriminación religiosa.

Examinemos ahora un ejemplo de discriminación que está prohibido por las leyes estatales de California. Lisa está pasando por un divorcio. Es una situación estresante, y ha sido muy sincera con sus compañeros de trabajo en cuanto a equilibrar su divorcio y el cuidado de sus hijos como madre soltera. Trabaja con ideales tradicionales y no cree en el divorcio, así que la excluyen de proyectos y de círculos sociales. Esto sería considerado como discriminación ilegal en base al estado civil, bajo las leyes estatales de California.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *